Los mejores relojes para esta Navidad, ¡Vuelve el corte clásico!


Desde que el humano es humano siempre ha querido controlar el tiempo, o mejor dicho llevar un control del mismo. El reloj de sol o el de arena fueron los pioneros hasta que se mecanizaron y llegaron a cada casa coronando salas de estar con su balanceo infinito. Lo redujeron en tamaño y las paredes, ahora con tres agujas, nos avisaban del cuándo con su singular traqueteo. Seguir leyendo