Llegó el otoño


Los días pasan y las estaciones cambian. Así, de pronto, como que no quiere la cosa, el verano ha dicho adiós y ha dejado paso al Otoño.

El sol aún no ha decidido irse a su letargo invernal, pero ya no calienta como hace un mes. La hojas comienzan, poco a poco, a caerse, y los paisajes de las ciudades pierden los colores alegres para cambiarlos por tonos marrones y amarillentos.  Seguir leyendo